El secreto de la cocina japonesa

Lo astringente y la comida fantasma

Foto créditos: Verdematcha.com

Durante muchos años, el atractivo de la literatura japonesa estaba centrado en el exotismo. Japón era un misterio, una tierra lejana. Ryoko Sekiguchi, poetisa, traductora, ensayista y apasionada de la gastronomía, nos acerca la cocina japonesa más allá de los sentidos, con una gran sensibilidad y mucha historia.

Su libro: “El secreto de la cocina japonesa… Lo astringente y la cocina fantasma” (Editorial Trea), es un pequeño libro en relación a su volumen, pero es denso y rico en cuanto a su contenido. Con un lenguaje muy visual, pero sin imágenes, nos lleva a la vida japonesa.

Nos introduce en la asombrosa riqueza de un poco explorado “sabor astringente” así como en el gusto estético de los japoneses en relación a la comida y su presentación.

El secreto de la comida japonesa, nos muestra la importancia de la imaginación y del juego en la experiencia de comer. Imaginemos comer lo inmaterial, por ejemplo: niebla, bruma y aún más abstracto, comer fantasmas, comer palabras, comer transparencias.Su esencia está en la conexión de la emoción con la degustación, con la naturaleza, con las ideas e imágenes de las cosas cotidianas de la vida. Es una cata a ciegas de sensaciones.

Lo astringente y la comida fantasma RYOKO SEKIGUCHI

Según sus propias palabras, “siempre es difícil describir los alimentos de otro mundo”. Porque la comida representa la percepción y proyección de ese “otro mundo”. La relación entre lo material e inmaterial es indiscutible. Los símbolos se descubren como un valor que impregna todos los elementos de la vida, y la comida no escapa de ello. La comida nos vincula a la tierra y sus sensaciones a esos “otros mundos”.

Profundizando en significados, en Japón, la comida también es lúdica. Así, tienen platos que son juegos de palabras y pasteles en forma de flores de cada estación. No hay duda, de que esto debe ser una manera, de encontrar otra funcionalidad a la comida que los occidentales no tenemos. Quizás es su conexión con sus raíces, con la paciencia o con la búsqueda de lo bello, lo que dota de un especial sentido la experiencia en la cocina.

La palabra “astringente” me cautivó desde un primer momento, por el alcance de su sentido y de un sabor a menudo no tan reconocido en occidente. Para la autora, el caqui es el alimento que mejor representa la astringencia (渋い ). Así el caqui, nos ofrece nuevas lecturas, nos describe una paleta de color, una personalidad, un sabor, e inclusive, un sentido de la estética.

Conceptos, tales como: comer humo, comer transparencia, comer palabras y la propia astringencia, nos llevan a otras acepciones de las palabras, ecos que nos hablan de significados desconocidos y se expresan a través de preparaciones o determinados alimentos.

Lo astringente y la comida fantasma RYOKO SEKIGUCHI

Al final, entre los relatos, la autora nos regala tres pequeñas recetas como parte del descubrimiento: “Ensalada de caqui y rábano”, “Ensalada de caqui con sésamo” y “Salsa de ensalada de caqui”. Si estas notas han despertado vuestra curiosidad, os invito a leer este pequeño libro… que me ha fascinado.


también te puede interesar

Anotando /
Guide to the Foreign Japanese Kitchen – Moé Takemura
Guide to the Foreign Japanese Kitchen – es el primer libro de Moé Takemura, que nace como proyecto de su Master en
Leer más
Anotando /
Foreign Japanese Sweets - Moé Takemura
El diseñador Moé Takemura ha creado una pequeña guía de cocina para recrear los dulces tradicionales japoneses con
Leer más
Anotando /
El Club de los Gourmets - Junichiro Tanizaki
Junichiro Tanizaki representa el espíritu y la esencia del Japón. Leer sus las novelas tienen un efecto difuso, causa
Leer más
Anotando /
Pan casero
Cierre los ojos: Imagínese, el aroma del pan recién hecho flotando hasta sus fosas nasales, y ese calor a hogar. ¿agradable?
Leer más